ZÉOSIS

LA FINALIDAD DE LA VIDA DEL HOMBRE

 

NOTA DEL TRADUCTOR EN ESPAÑOL

Existen cinco palabras Helénicas, que provienen de la época de los grandes filósofos de antes de Cristo, y con las que los Helenos de nacimiento seguimos creciendo y educándonos, y por lo tanto tenemos bien discernidas en nuestra conciencia. Son: Ψυχή -Psique – alma – ánima;  – Νοῦς Nus; Λόγος – Logos; Διάνοια –Diania – menteintelecto; y Θέωσις-Zéosis. Me siento apenado al ver las traducciones que aquí en occidente, donde llevo ya llevo 32 años, se hacen de estas divinas palabras.

Χριστός ’Αληθινός Θεός Cristo Verdadero Dios, ἕως ἄν παρέλθῃ ὁ οὐρανός καί ἡ γῆ, ἰῶτα ἕν ἤ μία κεραία οὐ μή παρέλθῃ…. mientras se mantiene y no se destruye el cielo y la tierra ni una sola i o coma  desaparecerán de la ley hasta que todo se cumpla” (Mt.5.18) Se me estremece el corazón ante esta divina parábola de nuestro Kírios. Me sobrecoge un temor sagrado, en mi guerra invisible, por si traduciendo he cambiado muchas yotas (i) en esta obra divina. En mí se hace realidad lo dicho por los latinos que la traducción es una traición de la obra original, pues llevo dos años y medio con esta obra y aún tengo mis dudas. Espero que mis queridos lectores perdonen mis faltas y me ayuden a rectificarlas.   χΧ. jJ

 

NOTA DEL TRADUCTOR EN INGLES

La belleza de este libro consiste en su simplicidad. En términos claros y sencillos expone la finalidad principal de la vida Cristiana, que es la Zéosis. La idea de la Zéosis resulta poco familiar en la mentalidad Occidental, aunque no resulte un concepto nuevo en el Cristianismo. La Zéosis es el principal mensaje de Cristo para la Humanidad. Cuando Nuestro Señor dijo: “Arrepentíos, porque la Realeza de los Cielos ha llegado” (Mat 4:17), no se trataba meramente de una llamada para vivir una vida virtuosa, sino más bien una vida santa, de Zéosis, para unirse y convertirse en dioses a través de la Jaris (gracia como energía increada de Dios).

La Zéosis es una comunión personal con Dios, una vivencia personal y profunda con el Mismo. Para la mente occidental esta idea puede parecer incomprensible, e incluso sacrílega, pero deriva incuestionablemente de las enseñanzas de Jesucristo. El Mesías con sus naturalezas: humana y  Divina fue la culminación del sueño mesiánico de la raza Judía. Su misión fue la de conectarnos con la Realeza de Dios la cual que no es de este mundo. Cuando Jesucristo dijo: “Vosotros sois dioses” (Jn 10:34), o “sed perfectos como vuestro Padre en el Cielo es perfecto” (Mat.5:48), o “ los justos brillarán como el sol en la Realeza de mi Padre…” (Mat 13:48), se ha de tomar literalmente. A través de la metania (arrepentimiento) y de la confesión somos llamados a convertirnos en dioses por la Jaris. Este es el mensaje primordial de Cristo para la Humanidad. Sobre este tema podemos encontrar evidencias Bíblicas en los textos siguientes: Levítico 11: 44-45; 20:7-8; Deuteronomio 18:13; Salmo 82: 1,6 ;  1ª Corintios 3:16-17; 2ª Pedro 1:2-4.

Los seguidores de Cristo, aquellos judíos con inclinación espiritual, fueron llamados más tarde Cristianos. Esto fue así porque la Iglesia, la gente propia de Dios, es el “Nuevo Israel”, el “Israel espiritual” que se afana por la Realeza de los Cielos. Aquellos primeros cristianos se dieron cuenta de que la Realeza de Dios no equivalía a un estado judío, ni a una gente elegida, sino que era algo para toda la Humanidad. A través de la metania nosotros somos llamados al verdadero Éxodo, hacia la Nueva Jerusalén, tal como Cristo dijo, “no penséis que he venido a abolir la Ley o los Profetas. No he venido a destruir sino a completar” (Mat:17).

Vivimos actualmente en una época donde la civilización Occidental vive y actúa contrariamente a esta herencia cristiana, aunque crea conocer a Cristo y a su Iglesia. Occidente no aprecia que 1000 años lo separan de esta Tradición. Hasta las palabras que usa han cambiado tanto de significado que ya no comunican los conceptos originales. Como resultado, la percepción y el entendimiento Occidental de Cristo y la Iglesia se han  nublado.

El mensaje de Cristo fue tan profundo y revolucionario que se podría decir que la Humanidad falló en darse cuenta de su magnitud y simplicidad. De hecho, Cristo vino a unirnos con Dios, a hacernos dioses por la Jaris (Gracia).

La Zéosis viene de esta Tradición en que la Iglesia primitiva, el Cristianismo Tradicional y la Ortodoxia resultan sinónimas. La Iglesia Ortodoxa ha retenido el mensaje original de Cristo de forma inmutable. Es por esta razón que la Iglesia Ortodoxa es a la vez el “Cuerpo de Cristo” y la Novia fiel la que así se ha mantenido a su Novio. Cristo y el Espíritu Santo están siempre presentes en la Iglesia, guiando e iluminando una Tradición siempre viva. La Iglesia Ortodoxa no es una religión, sino la auto-revelación y manifestación de Dios.

Como este libro fue inicialmente concebido para una audiencia helena, había mucho en común entre la obra y su audiencia. Esta traducción ha tratado de guardar la simplicidad presente en el original y mantener el mensaje central lo más claro posible. Poca explicación ha sido añadida para adaptarlo al pensamiento Occidental, ya que podría cambiar el verdadero contenido del mismo.

No se podría haber llegado a los conceptos cristianos tradicionales y modos de pensamiento, sólo basándose en los textos antiguos. Ello Implicaría demasiada especulación e interpretación por nuestra parte, y se acabarían proyectando nuestros propios conceptos del siglo XXI sobre la Iglesia inicial. Sin embargo, afortunadamente, Cristo ha sido fiel a su discurso: “…entonces, yo estaré con vosotros siempre, hasta el fin del mundo”. (Mat. 28, 20)

Con el objetivo de entender la enseñanza central de Cristo tenemos que afrontar ciertas palabras clave y conceptos desde una nueva perspectiva, no según el uso del Español contemporáneo. Tendremos que analizarlos con mente abierta como si los examináramos por primera vez. Será necesario volver a los conceptos básicos y así ver qué significaba Cristo y su camino para los primeros cristianos. Así pues, las palabras bíblicas claves como: “psique”, “corazón”, “metania” y “nus” serán contempladas como si fuera la primera vez que las escuchadas. Un ejemplo de esto es el “nus”, un órgano de la “psique”, que siendo intuitivo es capaz de aprehensiones directas de realidades espirituales que no tiene un equivalente Occidental. Por esta razón se decidió escribir las palabras y conceptos claves en Elénico y suministrar un glosario  para definirlas.

A través de los siete Concilios Ecuménicos, el de San Fotios del año 867 y los Palamitas del siglo XIV, el Cristianismo Tradicional formó la expresión y definición de su Teología. Se ha de tener bien presente que estos Concilios de la Iglesia tomaron expresiones y definiciones de una Teología ya existente que estaba totalmente presente en la misma desde el día de Pentecostés. También fueron los responsables de compilar y aprobar los diversos libros que hoy en día se conocen como el Nuevo Testamento.

A la Teología Ortodoxa le corresponden la tareas de definir y proteger las enseñanzas de Jesús Cristo referentes a Dios y el camino de la experiencia de la Zéosis para que no sean distorsionadas. Como puede verse la Teología es mucho más que el conocimiento sobre Dios adquirido mediante un estudio académico. Es la  revelación de Dios al hombre. Esto implica una participación activa y consciente en las realidades espirituales. El Cristianismo es una fe viva fundada en la Revelación nacida del Espíritu Santo dando a los estimados, dignos y merecidos, la experiencia de un Dios Trino y de realidades espirituales. Aunque es empírico no intenta definir a Dios ni el camino hacia Él con el método de las ciencias naturales. Es así porque el camino queda más allá del raciocinio y la imaginación, más allá del lenguaje intelectual y sensitivo inadecuado para esta esfera de experiencia. Todas las tentativas de entender el mensaje de Cristo desde un punto de vista puramente racional seguirán siendo parciales e incompletas.

Dentro de la Iglesia cuando hay fe, humildad,  obediencia a la Ley, oración, ascesis (ejercicio espiritual) y se combinan con la adoración se produce el acercamiento del participante a una más íntima relación con Dios. La más alta expresión de esto es la agapi (amor). Ello puede verse en los seres honrados de Dios a través de la Jaris. Los santos se parecen a Dios y muestran el amor desinteresado e incondicional tanto para Dios como para toda la creación, reflejando así su Gloria.

La Zéosis es la experiencia directa y participación en la Realeza de Dios incluso en este mundo. Es la “Perla de Gran Precio” a que se refirió Cristo (Mat. 13, 45-46). Mediante la Jaris puede convertirse en una realidad actual para aquellos que están dispuestos a seguir el camino y por lo tanto no es una experiencia postmortem. Con la Zéosis se transciende la muerte. San Pablo alude a esto cuando dice :”Ya no soy yo quien vivo, es Cristo que vive en mí” (Gal.2,20). ¡San Esteban, el primer mártir, siendo lapidado hasta la muerte, se ofreció a Cristo y rezó a Dios para que sus perseguidores fueran perdonados! También nos lo enseña el canto de la Pascua, “¡Cristo ha resucitado de los muertos, por su muerte venció la muerte, y a los que están en las tumbas les regaló la vida!”.

Espero que este pequeño libro nos ayude a todos a esforzarnos en aquella única cosa que necesitamos, aquella que no nos pueden quitar.

Padre Damianós, monje del Monasterio San Gregorio del Monte Atos, heleno nacido y educado en Inglaterra.

 

PRÓLOGO

 

Es muy atrevido hablar de la zéosis, cuando uno no la ha saboreado. Nos hemos atrevido pues y nos impulsa un poder superior, esperanzados en la caridad y afecto de nuestro gran Señor Jesucristo, Dios y Salvador.

Para no ocultar a nuestros hermanos Cristianos Ortodoxos el altísimo y definitivo propósito divino para el cual hemos sido creados.

Para dejar claro que sólo la pastoral ortodoxa es pastoral que conduce a la zéosis y no lo son, en cambio, las propuestas morales de perfeccionamiento humano, sin contar con la increada energía Χάρις (jaris) de Dios, como sugieren los occidentales.

Para anhelar y luchar por conseguir todos cuotas superiores y objetivos altos, ya que sólo éstos facilitan y hacen posible el profundo descanso del alma por la sed y  el anhelo hacia el Absoluto, el Dios Trinitario.

Para inundarnos de agradecimiento hacia nuestro Hacedor y Creador por Su gran regalo, nuestra zéosis por la Χάρις (jaris).

Para percibir y sentir que nuestra Santa Iglesia, en esto insubstituible, solamente ella, sobre la faz de la tierra, es capaz de darnos a conocer y conectar con la zéosis.

Para percatarse de la grandeza y verdad de nuestra Fe Ortodoxa, que solamente ella educa y proporciona la zéosis a sus miembros.

Para que se consuelen y se alivien nuestras almas, que por muy envenenadas y nubladas que estén, por las pasiones, fracasos y errores, angustias, tormentos y defectos, ansían la luz del  rostro de Cristo.

Señor Caritativo, haznos crecer en tu inmenso amor y haznos dignos de entrar en el camino de la zéosis, antes de abandonar nuestro mundo temporal.

Señor Caritativo, guía la búsqueda de la zéosis de nuestros hermanos Ortodoxos que no están felices ni alegres, porque ignoran la grandeza de su llamada como “llamados a ser dioses”

Caritativo Señor, guía también los pasos de los Cristianos no ortodoxos al conocimiento de Tu Verdad para que no se queden fuera de tus bodas, privados de la Χάρις (jaris) de la zéosis.

Caritativo Señor, ten piedad de nosotros y de tu mundo,  Amén.

+Archimandrita Georgios

Yérondas del monasterio de San Gregorio

del Santo Monte Athos

 

Kirios Jristos

 

CAPÍTULOS

1.-  LA ZÉOSIS  GLORIFICACION  COMO FINALIDAD DE LA VIDA HUMANA

2.- LA HUMANIZACIÓN DE DIOS CAUSA DE LA ZEOSIS DEL HOMBRE

3.- LA CONTRIBUCIÓN DE LA ZEOTOKOS EN LA ZEOSIS DEL HOMBRE

4.- LA IGLESIA ESPACIO DE LA ZEOSIS DEL HOMBRE

5.- LA ZEOSIS ES POSIBLE POR LAS ENERGÍAS INCREADAS DE DIOS

6.- REQUISITOS  Y PREMISAS PARA LA ZEOSIS

7.- EXPERIENCIAS DE LA ZEOSIS

8.- EL FRACASO DE MUCHOS PARA LLEGAR A LA ZEOSIS

9.- CONSECUENCIAS DE LA EDUCACIÓN DE LA ZEOSIS

10.-CONSECUENCIAS DE LA EDUCACIÓN QUE NO CONDUCE A LA ZEOSIS

11.- MINILÉXICO
 
 

flag-1[1]5715e0_espana

TRADUCIDO POR: xX.jJ

Anuncios