Glosari o Miniléxico

Ἀμαρτία amartía= pecado, del antiguo verbo amartano-pecar que es, fracasar, errar, fallar el blanco. El fracaso del hombre, vivir auténticamente tal como Dios le ha creado, se manifiesta como rebelión contra Él y Su voluntad, infracción de Su ley con todo tipo de pensamiento, loyismós y acción, se relaciona por el significado con autoengaño y se debe leer teniendo presente esta interpretación.

Ἀπάθεια apácia, sin pazos, impasibilidad, sin pasiones, sin padecimientos y afecciones. Es la psique inamovible hacia el mal. Es la liberación de la psique de los movimientos antinaturales de la atracción de los pazos. Es el final de la áskisis del ejercicio espiritual. Apacia es paz y serenidad enérgica activa del nus y la psique. No consiste en la paralización y desarraigo de las fuerzas yenergías de la psique  como en la filosofía de los estoicos o las religiones orientales (hinduismo, budismo), sino su metamorfosis, conversión, transformación por las virtudes y su giro total hacía Dios. La apacia es un regalo de Dios.

Ἄσκησις áskisis (ascesis) ejercicio, práctica, en la terminología Ortodoxa se llama así a la lucha continua del hombre para aplicar y cumplir los mandamientos y el método que usa para corresponder a la llamada de Cristo para entrar a su realeza, (cf. Mc. 8, 34, y Mt.11, 12). Son tres las etapas, la katarsis del corazón, iluminación del nus y la zéosis por la energía increada, Jaris. La áskisis es una tarea de toda la vida pero termina con el descanso de la apacia.

Βασιλεία το Θεο/τν ουρανν (vasilía tu Zeú/ton uranón) Realeza de Dios/de los cielos, el nombre Reino no está en ninguno de los originales Elénicos. Realeza (cualidad) es el elemento básico de las enseñanzas de Jesús y el tema central de los libros del Nuevo Testamento, donde con esta expresión se manifiesta una nueva época que se inaugura con la obra de Χριστός (Jristós) Cristo y en la cual domina en vez de odio el amor, en vez de la oscuridad tinieblas luz, en vez de la incredulidad la luz de la fe, en vez de la desesperación la esperanza. La nueva época se anuncia ya como actual presente, pero también esperada por completo en el futuro con la segunda advenida de Cristo. La realeza de Dios es el predominio entero de la voluntad de Dios en la vida de los hombres, tanto en la personal “la realeza de los cielos está dentro en vuestro interior” (Luc 17,21), como en la vida social “que venga tu realeza en nosotros, hágase tu voluntad en la tierra, tal como en el cielo, Mateo 6,10″. La realeza de Dios, como realidad terrenal del presente, se materializa en las personas por la vida santa de los cristianos, “los hijos de la realeza” (Mateo 8,12), entonces coincide con la institución de la Iglesia. San Máximo el Confesor nos dice que la realeza es el Espíritu Santo que percibimos su increada energía Jaris, la cual hemos perdido por la desobediencia a Dios. Porque, nombre de Dios y Padre en hipostasis (base subsistencial), es el Hijo Unigénito y la realeza de Dios y Padre en hipostasis es el Espíritu Santo procedente del Padre. (Filocalía).

Γνῶσις Gnosis conocimiento, en su significado común el término expresa la sabiduría humana, mundana, las gnosis o conocimientos creados. En la teología Patrística Ortodoxa, gnosis es la experiencia personal de Dios, la contemplación “zeoría” o visión de Dios. Esta gnosis es conocimiento más allá de todo conocimiento creado, es increada gnosis (energía) y se adquiere con la oración, la participación en la Divina Liturgia y la iniciación en los Misterios Ortodoxos.

Διάνοια diania mente, intelecto, que está en el cerebro o enkéfalos: “amarás a Kirios tu Dios con todo tu corazón … y con toda tu diania… Marc. 12,30”.  διά diá= dividido por, a través, para, por; y  νούς-nus. Diania (de dianús) es la menteintelecto o cerebro la parte de la energía del nus que elige, parte, divide y analiza un loyismós, pensamiento o  reflexión. La capacidad lógica y intelectual del hombre, función de la cual es la deducción de conclusiones o la transformación y desarrollo de conceptos que resultan de los datos que se facilitan en el nus por “apokálipsis”, revelación o descubrimiento, o mediante gnosis y percepción espiritual, o por observación de los sentidos, es decir, todo lo que percibe el nus interior y exterior, la mente-diania o cerebro lo desarrolla y exterioriza. La gnosis de la mente-intelecto es, pues, inferior a la increada gnosis espiritual. La madre de todas las imperfecciones es el perfeccionismo intelectual humano que conduce al orgullo, la soberbia intelectual y espiritual. “…el Hijo de Dios ha venido y nos ha dado diania para que conozcamos al verdadero…1ª Jn. 5,20”.

Θεάνθρωπος Zeánzropos Dios hombre (Θεός=Zeós Dios, ἄνθρωπος = anzropos hombre, humano). Se refiere a las dos naturalezas de Jesús Cristo, la divina y la humana. Estamos llamados zeantrópicamente a ser y vivir, con centro en Cristo, Logos de Dios y después nosotros siguiendo Sus enseñanzas podemos “metamorfosearnos”,  convertirnos, en hombres dioses y vivir tal como en el cielo también en la tierra por la energía increada Jaris.

Θεοτόκος Zeotocos la que parió a Dios. El término Zeotokos atribuye con exactitud la forma que la Panayía (Todasanta) Virgen María coenergizó y cooperó al Misterio de la encarnación de Dios Logos. El Jesús Cristo, que nació de la Panayía Virgen, es el Hijo de Dios (o sea el verdadero Dios) que se hizo hombre para nuestra salvación y no un teóforo (portador de Dios) o deificado hombre.

Κάθαρσις Kázarsis, catársis, limpieza, purgación, purificación, terapia o sanación. Se refiere principalmente a la psique, en la teología patrística, para expresar el primer de los tres estados. Es la expulsión del corazón de todo lo que no es natural, de los loyismí o tentaciones y de los malos deseos, ilusiones, ansias, la conversión de los pazos, a través del cultivo y  apropiación de las virtudes en el lugar de presencia de Dios, el corazón.

Καρδία kardía Corazón: para la enseñanza de nuestra Iglesia, es el centro de las fuerzas psicosomáticas de la existencia humana y está constituido por las energías y fuerzas psíquicas. Constituye el espacio espiritual de la psique donde entran en conflicto la energía  Jaris de Dios con los pazos, pasiones o emociones. Dentro del corazón se hace la lucha por la vida y la muerte, la guerra invisible interior. Allí pues la increada divina energía Jaris intenta conducir al hombre a la bondad y a la virtud, y allí el espíritu tránsfuga, el de la dispersión, se esfuerza por llevar al hombre hacia obras oscuras de pecado. Todos los bienes que hacen los justos provienen y salen “del tesoro bondadoso de su corazón” y todos los males que hacen los malvados e injustos  “del malvado tesoro de su corazón”  (Lc. 6, 45), y los que están “limpios del corazón, ellos contemplarán – verán – a Dios”  (Mt. 5, 8).

Λογική  loyikí Lógica: es la energía y fuerza de la psique, con la que adquirimos la conciencia del mundo que nos rodea y estamos en relación con él. En las escrituras patrísticas la lógica no se identifica con el nus. Con éste conseguimos la experiencia de Dios, y con la lógica describimos cuando hace falta  y a medida de lo que nos es posible, esta experiencia.

Λογικός Lógico: el término conecta con el Logos y a través suyo con el divino Logos, Segunda Persona e Hipóstasis de la Santísima Trinidad. El término se refiere al nus que da la posibilidad de adquirir increada gnosis espiritual. Cuando el término se usa en combinación con la psique – psique lógica – entonces significa divina belleza, dotada de lógica. Correspondientemente, lo lógico, lo logístico o el loyismós constituyen los principales elementos del nus o de su función.

Λογισμós, οί– el Loyismós o los Loyismí: en la escritura patrística, se llaman los pensamientos simples, razonamientos, reflexiones, concepciones o las tendencias conscientes e inconscientes de la psique, o vivencias enteras (en que actúan todas las fuerzas de la psique: nus, menteintelecto, corazón, conciencia y voluntad). En el último de los casos tenemos la forma total de los loyismí. Éstos conectan con imágenes y con varios estímulos, que provienen de los sentidos físicos y la fantasía. Sobre todo los loyismí pecaminosos (avaricia,  gula, ira, vanidad, soberbia, pereza, lamentación, lujuria). Mediante estos los loyismí entran en la psique los pazos por el siguiente proceso: choque del nus y el loyismós; conversación del nus con él; aceptación por la psique; cautiverio de la psique por el loyismós; deseo, ansia y caída en el pecado, pazos.

Λογιστικό Loyistikó o logístico: es una de las tres partes de la psique, a la cual corresponden las virtudes de la lógica, sensatez, coherencia y sabiduría. Sus fallos son ausencia de fe, herejía o error, insulto, orgullo, vanagloria, etc.  en cambio su sanación es oración continua, estudio y agradecimiento a Dios.

                Λόγος (Logos) Los Sabios Santos Padres Ortodoxos helénicos y todos los helenos, según el contexto en general cuando el término está escrito con la “L” mayúscula aludimos a Cristo. “Logos” significa el desarrollo del pensamiento expresado con la voz propia del lenguaje, y también causa, razón, motivo, relato, opinión, dicho, discurso, expresión, tratado. Del logos provienen la lógica y λογισμοί (los loyismí)  del verbo λέγω (lego); “digo”, “hablo”, “expreso” y también  λέξιs (lexis); “palabra”, que poco tendrían que ver con el “logos” que tan mal se ha traducido en Occidente,: es vergonzoso, traducen ”todo se hizo por Ella”,: Jn1,3)  “sin Ella nada se hizo, de todo de lo que está hecho”,es decir, llaman Ella al Logos de Dios, Cristo.

En la Iglesia Ortodoxa, Santa, Apostólica y Católica (no confundirlo con el sentido que da a “Católica” con el romanocatolicismo del César papa), el “Logos” es la Segunda Persona e Hipóstasis de la Santa Trinidad. Es Providencia Divina en la que se concibió toda la creación; así tenemos el Dios Trinitario: Nus, Logos, Pnevma, (Νοῦς, Λόγος, Πνεῦμα), “Nus, Logos, Espíritu” sin principio ni fin, inseparables e increados, el Cual creó al hombre dotado de libre voluntad, como imagen y semejanza del encarnado Logos Cristo, el Zeántropos (Dios-hombre), confiriéndole de nus, logos, pnevma, (νοῦς, λόγος, πνεῦμα), “nus, logos y espíritu” igual que Él. La espiritual psique del hombre se compone de nus y logos y son inseparables. El Logos, como principio cósmico unificador, contiene todos los logos (los principios, las esencias interiores, los pensamientos de Dios) con los cuales se crean y desarrollan todas las cosas en el tiempo y el espacio, más las formas que son dadas, conforme con las cuales cada objeto contiene los principios de su propio desarrollo. Estos son los logos contenidos en el Logos, y aparecen en distintas formas en el universo creado, constituyendo la segunda etapa en la contemplación del universo. En el Evangelio de San Juan empieza con un himno (Jn.1.1-5.9-12.14.16), el cual, combinando representaciones que se habían transformado en el pensamiento judaico con términos filosóficos helénicos de la época, proclama la gloria y la obra sanadora y salvadora de Jesús como “Logos de Dios”. Con base al acontecimiento de la encarnación o hecho hombre (1,14), se aclara totalmente en el Evangelio de San Juan el carácter personal del Logos, el cual preexistía en Dios (1,12. 10,30), todo se hizo por Él (1,2),. Al contrario que el pensamiento de aquella época, en los que se refiere el himno, las representaciones y los términos recalcan que el “Logos”, que se humanizó en Jesús, no es una creación, sea el primero y mejor, sino el mismo Dios (1,2), que se hizo realmente hombre.

Logos de los seres: constituyen medios de elevación del nús a Dios por la creación. Existen dos clases de logos de los seres, 1) los logos increados e idénticos con Dios y 2) los logos creados y naturales que se ven en las creaciones de Dios.

Μετάνοια Metánia del verbo μετά-νοώ, metá=después, con, y noó= concibo, percibo con el nus como energía y el corazón como esencia. Quiere decir giro del nus (metanús), introspección y conversión de la conducta del hombre y sobre todo giro, cambio de mentalidad y actitud de la vida en pecado y del mal por la vida en Cristo. El nuevo Testamento empieza y acaba con la metania (Mt, 3,2 Lc 24,47).

                Metania se llama también uno de los Misterios de nuestra Iglesia Ortodoxa, con el cual se facilita la absolución y perdón de los pecados, aceptación, confesión, arrepentimiento, rectificación, terapia y sanación. También se llama así a un gesto reverente que se acostumbra hacer en la veneración Ortodoxa. Hay dos metanias-genuflexiones distintas: una es un simple movimiento de la cabeza hacia abajo y otra grande reverencial, arrodillándose.

Νοῦς nus o (νοερά ενέργεια noerá energía) los usan los Padres con varios significados; no se debe confundir con la diania. En castellano es el espíritu del hombre o energía humana creada, en helénico los Padres lo llaman nus o noerá energía para no confundir con la increada energía Jaris del Espíritu Santo o el Paráclitos. Cuando el nus queda preso o  apegado en la diania y en la fantasía o imaginación es cuando viene nuestra caída y el nus tiene que estar alerta, vigilante y sobrio para impedir la entrada en la psique de los malos loyismí, no caer en esta trampa. El nus constituye la fuerza y energía más alta del hombre es el “principal ojo de la psique.  El estado natural del nus, en el hombre creado por Dios, es la permanencia por la oración y la alabanza en la memoria de Dios,  más la expulsión de los loyismí del corazón. Porque esta es exactamente la práctica ascética ortodoxa, el regreso y estancia del nus al corazón, el cual por causa de la caída del hombre se pierde y se esclaviza, se convierte en idólatra o se autodeifica y alaba sus propias creaciones en vez de agradecer y alabar a Dios.

Πάθος pazos, padecimiento, pasión, emoción, costumbre afectiva; En la terminología patrística se llama así a todo movimiento anormal, en el sentido de no natural, de las fuerzas de la psique. Todos los pazos  que nacen de algún pecado que se repite, y así se consolida en la psique una tendencia pecadora o apego, adictiva, que con el tiempo llega a ser una segunda “naturaleza”, influyendo los pensamientos y decisiones, dominando la voluntad y sellando toda su “psijosíntesis”. Es preferible reeducarlos, convertirlos, que oprimirlos reprimiéndose y finalmente se usarán de forma fructífera y no negativa.

Πνεῦμα Θεοῦ pnevma zeú, Espíritu de Dios. El término significa “aire”,”soplo respiro” y expresa el portador con el cual Dios transmite la vida en sus creaciones. Según el contexto también es la increada energía Jaris de Dios Trina. El Espíritu de Dios a veces actúa en los hombres moviéndolos a actos concretos apoderándose de profetas, transportándolos a otro lugar.

Φωτισμός τού (tú) νοῦ (nú) Iluminación del nus : es la segunda etapa, después de la catarsis del corazón, de la vida espiritual. En esta etapa el nus ya ha expulsado los apasionados loyismí, y se hace templo del Espíritu Santo, tal como estaba antes de la caída lleno de increada energía Jaris, y adquiere plegaria incesante en la memoria de Dios. Por eso la iluminación del nus se enlaza estrechamente con la oración noerá o de corazón.

Χάρις τού Ζεοῦ (jaris tu Zeú) Gracia de Dios ” (Jn. 1.14,16,17) es energía divina increada, innata e inherente riqueza de la Deidad. Especialmente en el campo de la redención, la Jaris es en particular el don de Dios, que se derramó del sacrificio de la Cruz de Cristo, y funcionando dentro en la Iglesia, envuelve al hombre débil y pecador, lo santifica  (cuando colabora libre y voluntariamente) y le hace conseguir la zeosis. De la palabra Jaris viene c-jarísma don que es regalo de Dios en todos los hombres sin excepción alguna. No se puede exigir como “recompensa” por obras buenas. Pero se atrae especialmente con la ταπεινοφροσύνη (tapinofrosini, con actitud sensata y humilde en la menteintelecto), por la metania y el corazón quebrantado  (cf.1P 5. 5). La divina Jaris se da con los santos Misterios ortodoxos de nuestra Iglesia. Esencia y energía están relacionadas; no hay esencia sin energía ni energía sin esencia. San Gregorio Palamás nos dice apofaticamente “No de la esencia conocemos a Dios sino de Sus energías y de increada esencia tenemos increada energía y de la creada esencia creada energía”. Los heterodoxos están muy confundidos y oscurecidos sobre éste tema.

Ψυχή (psijí) psique, alma, ánima, el término viene desde la antigüedad y se usa igual hasta hoy. En el Nuevo Testamento y los santos Padres, se usa a menudo en vez de la palabra anzropos, humano, hombre, (Rom.13,1). A veces en la Sagrada Escritura significa simplemente la vida. (Mat.2,20. Juan10,11. Rom.16,4), Pero psique se dice sobre todo del elemento espiritual, no material de nuestra existencia (Mt 10,28); es un componente de las dos partes de nuestra naturaleza ; el otro es el soma, cuerpo. Los hombres tienen psique con esencia y energía, por eso tienen nus, logos (lógica) y espíritu, el cual espíritu, es la increada energía Jaris que vivifica el conjuntado cuerpo; nus y logos están unidos e inseparados de la psique después de la muerte física; los animales tienen la por energía psique por eso no tienen nus y logos (lógica). Traducido por x.X, Jristos Jrisulas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Zéosis. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Glosari o Miniléxico

  1. P. Miguel dijo:

    Es un trabajo impresionante, todo lo escrito en este sitio. Muchas gracias por compartir tanta sabiduría.
    Dios le bendice.

    • ADJL dijo:

      Espero que te sirva de mucho este blog P.Miguel, acabamos de empezar, así que aún nos queda mucha sabiduría por compartir, no dudes en contactar con nosotros si tienes cualquier duda.
      Que Dios te bendiga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s