Ecumenismo, humanismo e Iglesia

Por: San Justino Popovits

justin_popovic

Εn el ecumenismo contemporáneo todo está basado en la siguiente tesis, al axioma humanístico: la Iglesia no es una sino muchas. Es como si la Iglesia se hubiese troceado.

Pero la Iglesia no se puede dividir o trocear. De ella uno sólo puede caer y no separarse. En su esencia la Iglesia es un organismo teantrópino (divinohumano), un cuerpo divinohumano, la Persona-hipóstasis del Zeántropos (Dios y hombre) y por eso es siempre una, en todos los mundos una.

En esto consiste su ecumenidad o universalidad.

El contemporáneo ecumenismo no es más que falsos cristos, falsos mesías, falsos profetas, llenos de variedad de creencias, poca fe y finalmente total ausencia de fe.

La problemática del actual ecumenismo es claramente mundana, secular, política y en su esencia comunista-papista.

Todo se reduce en valores “sociales”, sobre todo terrenales y pasajeros. No existe el epicentro Zeanzrópino (Divino-humano), la problemática del Evangelio: no se busca “primero la Realeza de Dios” y Su justicia, sino el reino de este mundo y todo lo que es de este.

(Ιουστῖνος Πόποβιτς San Justino Popovits)

flag-1[1]5715e0_espana

Traducido por Χρήστος 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ecumenismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s